¿Cuál es el valor emocional de tus viajes?

20 julio, 2016
0

¿Cuál es el valor emocional de tus viajes?

Viajas cuando dispones de tres variables fundamentales; TIEMPO, DINERO y SALUD  Todas muy apreciadas y que, lamentablemente, no siempre van de la mano.
Cuando confluyen; 1º enhorabuena! y 2º elige bien tu viaje.
En qué hotel te vas a alojar o qué restaurante vas a reservar para esa cena con tu pareja no son siempre decisiones fáciles. Bien sabes que las fotos de internet no se ajustan a la realidad muchas veces, e incluso sabes que los lugares más caros no garantizan mejores experiencias y tampoco al revés. Y más allá de dormir y comer, qué actividad vas hacer, qué vas a visitar, ver, hacer, no hacer… son muchas decisiones.

Viene un puente por delante, necesitas desconectar, encontrar un lugar de descanso y esparcimiento, que  te lo den todo hecho y, además, saber que se cumplirán tus expectativas. Quieres tener la certeza de que vas a EXPERIMENTAR LO QUE ESPERAS. Este es el VALOR EMOCIONAL que tu le das a este viaje, un concepto subjetivo que marcará el éxito de tu viaje. Difícil de monetizar, ¿a qué si?. ¿cuánto vale sentirte bien? ¿Cuanto vale tu tiempo libre y cual es el coste de oportunidad de tu tiempo libre malgastado?

Los viajes estándares se han creado para viajeros estándares, sin embargo, cada vez más personas, como tu, quieren un servicio concreto, especializado, hecho para ti, con tus gustos y aficiones, fechas señaladas y preferencias. De igual modo que las dietas se personalizan, los viajes también porque, además, tienen el gran coste emocional de disfrutarse durante tus días libres, ya sean tus vacaciones de verano, Semana Santa, un puente o un sencillo fin de semana de mitad de septiembre. Es una inversión que haces en TU TIEMPO.

Los Millennials, generación influida por las perspectivas económicas debidas a la crisis económica de 2008-2014 se caracterizan por el empleo continuo de teléfonos inteligentes, uso de redes sociales y un patrón de consumo que descansa fuertemente en el «boca a boca» , además de disfrutar de una FORMA DE VIDA DONDE EL VIAJE ES EL CAMINO, personas que no acumulan posesiones (forzados en gran medida por la situación económica que han vivido) y que,  a cambio, destinan sus ingresos a EXPERIMENTAR, vivir, viajar más allá de acumular posesiones y ya de paso, también deudas.

________

Del latín emotio, la emoción es la variación profunda pero efímera del ánimo, la cual puede ser agradable o penosa y presentarse junto a cierta conmoción somática. Por otra parte, tal como señala la Real Academia Española (RAE) en su diccionario, constituye un interés repleto de expectativa con que se participa en algo que está sucediendo.

________

Por eso es bueno que te preguntes cual es el COSTE EMOCIONAL del próximo viaje que hagas. Tu sabes lo que tiene valor para ti porque tu no eres un viajero estándar. Acercarse a tus expectativas e incluso superarlas no será fácil, pero si posible.

El mejor embajador y embajadora de una marca es un CLIENTE FELIZ. Enfocarnos en el valor emocional de los viajes es trabajar en “experiencias diferentes para hacerte sentir bien”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *